LA ESQUINA JOCOSA

Cualquier parecido con algo o alguien de la realidad es, más que coincidencia, milagro.

Ay, quienes se creen líderes maravillosos e insustituibles, ay.

Con tan bravo capitán
como gobierna la nave
hasta el más pintado sabe
que los vientos triunfarán,
y a la postre sí lo harán,
pues quien fía su esperanza
donde no cabe bonanza
al final de la jornada
ve la nave destrozada
y rota su confianza.

Esta decimilla se la dedicamos a algunos bovazas que andan por ahí haciendo de las suyas, es decir tonterías:

La casa por el tejado
no demuestra entendimiento,
ni lanzar voces al viento
sin argumento probado;
pero quien vive engañado
por su propia obcecación
sueña con esta ilusión
de la infancia hasta la muerte
y hace desto virtud fuerte,
cuando no su profesión.

Oh, querido amigo, qué de recuerdos me trae este soneto:

Aquellos que te llaman madrileño
no saben do tu madre te pariera,
aunque parece cierto que en la acera
y que no puso en ello gran empeño.
Viniste al mundo así, triste, pequeño,
largo en malignidad, corto en mollera,
e hiciste de la infamia tu carrera
como con el amor, tu madre, el sueño.
Aupado en tu sillón, casi te sientes
más Juez que el propio Cristo soberano,
cargado de razón hasta los dientes;
y así pasas la vida, huero y vano,
trayendo en tus palabras a las mientes
el repugnante aroma del metano.

FRÍO EN EL INSTITUTO

Dad de una vez al botón

que encienda nuestra caldera,

que ni aguanto la dentera

ni soporto el tiritón.

Nos tenéis en glaciación

permanente y sostenida,

y puesta en riesgo la vida

y menguada la salud

no trabajar es virtud

y la única salida.

 

¡ A POR LA DÉCIMA!

Como aquí no hay un rescate

sino apoyo financiero

quiero meterme a banquero

para unirme al disparate.

Todos locos de remate

aplaudamos a rabiar

al gobierno popular

que nos ha metido un gol

mientras iba tras el sol

sobre el azul de la mar.!

MANIFESTACIÓN CONTRA LOS RECORTES EN CIUDAD REAL

Con cuatro manifestantes

caminando en procesión

quieren causar sensación

en las fuerzas gobernantes.

Haberlo pensado antes,

cuando fuimos a votar,

porque ahora, protestar

después que no se ha ganado,

es llorar sobre el ahorcado

al que llevamos a ahorcar.

TANTA PAZ LLEVES COMO DESCANSO DEJAS

LA SALIDA Y LA GLORIA

El treinta y uno de agosto.

Todo será el treinta y uno de agosto.

Los relojes se abrirán en abrazos

el treinta y uno de agosto.

La risa retozará por los labios

el treinta y uno de agosto.

El olivo acogerá brotes nuevos

el treinta y uno de agosto.

La sombra se encerrará en un museo

el treinta y uno de agosto.

Recordará la palabra su vuelo

el treinta y uno de agosto.

y los niños oirán las campanas

el treinta y uno de agosto.

El sol lavará las viejas paredes

el treinta y uno de agosto.

Alba y ocaso serán dos palomas

el treinta y uno de agosto.

Las puertas tendrán perfil perfumado

el treinta y uno de agosto.

Vendrán niños con recortes de prensa

el treinta y uno de agosto.

Por el pueblo la semilla y la vida

el treinta y uno de agosto.

El triste sueño que hundió las almohadas

el treinta y uno de agosto.

Las firmas, la cruz, la sangre dormida

el treinta y uno de agosto.

ceniza serán, recuerdos mojados.

el treinta y uno de agosto.

Por el aire remarán los recuerdos

el treinta y uno de agosto.

y el olvido será un río sin cauce

el treinta y uno de agosto.

La piedra demolerá sus estatuas

el treinta y uno de agosto.

Y las virinas tendrán reja dura

el treinta y uno de agosto.

¡ Ay, qué esperado momento de agosto

ay qué cadenas de tormento abolidas

qué soles pasearán por el mundo

ese día, treinta y uno de agosto!

Otra más:

Yo escribo doña Clara, pero cada cual puede poner lo que quiere; seguro que siempre conoceremos a alguno de estos tipos, hombres y mujeres, que miden para sí por la parte ancha del embudo y por la estrecha para los demás.  A disfrutar.

A las clases que imparte doña Clara

asisten de continuo don Ocaso,

Nifú Nifá, don Ruy Señor, Nicaso,

Nisí Nino, Tal Vez y Doy Lavara.

A todos con sus notas les dispara,

y si topara con algún fracaso

de Zumosol al primo ajusta el paso

para que ofrezca el culo y aun la cara.

La que no gozó nunca imparte ahora;

todo le sobra cuanto falta a todos

y pasa disfrutando su docencia

clase que no conoce y tanto ignora,

con permiso oficial y hasta los codos

en lodazal sumida de indecencia. 

 

Y ahora una de mitología local,

LOS DOS DIOSES

Dos dioses, en Ciudad Leal,

han montado el campamento

e imponen su mandamiento

por su bien y por mi mal.

Se llama Baco el primero,

dios de las uvas y el vino,

quien tras un largo camino

recorriendo el mundo entero,

no halló solar más propicio

ni ciudad más adecuada

que esta tierra requemada,

para llenarla de vicio.

Se mueve en todas las plazas

ajustando bien el paso

y entre un vaso y otro vaso

es el rey de las terrazas,

de los clubes, de los bares,

donde dispone y confunde,

muele, ríe, juega y tunde

con su perfume a lagares.

Lo persiguen las mujeres,

rindiendo su voluntad

y su alegre mocedad

a tan livianos placeres,

lo desean los varones,

que del inculto al letrado

se van al supermercado

para montar botellones,

donde todos en partida

haciendo corros y bulto

le rinden propicio culto

con abundante bebida.

Mas si poderoso es Baco,

y ha calado bien profundo,

no olvidemos al segundo,

que tiene por nombre Caco.

Lo muestra la autoridad

que ejerce sin miramientos

por todos los estamentos

de esta dichosa ciudad.

Hurta, roba, quita y miente,

y con tal desenvoltura

que no se hallará factura

en la que no esté presente.

Quien quisiera darle caza

para meterlo en el trullo

topará un adepto suyo

que se pondrá de carnaza,

y al final de la contienda,

escarmentado y burlado,

quedará Caco librado

y la falta sin enmienda.

No hay juez que se le resista,

ni hierro que no se rompa

voluntad que no corrompa

ni ladrón al que no asista,

y en el mundo, en conclusión,

de esta ciudad tan pequeña,

no habrá quien pueda dar seña

de uno que no sea ladrón.

Sin embargo, haya alegría

y olvidemos las querellas

con unas cuantas botellas

de cervecita bien fría,

que cuando las corrupciones

asfixien al ciudadano

ganaremos por la mano

montando unas elecciones

entre los dos inmortales,

pues como la vida es sueño,

nos importa poco el dueño

cuando los dos son iguales.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s